27 de octubre de 2009

COSAS DEL MADRID DE ANTES

Mi abuela conoció Madrid durante aquellos tiempos del "paleolítico" en el que los únicos coches que circulaban por sus calles eran los tirados por caballos. Evidentemente yo no había nacido.
Ahora os muestro una curiosidad de Madrid, la de la estación fantasma de Chamberí. Pero antes tengo que confesar que yo la conocí y utilicé cuando aún estaba funcionante y después la ví transformarse lentamente en leyenda. Y me pregunto: ¿será posible con solo estos datos inferir que estoy sufriendo un proceso de transformación a "dinosaurio" o a "fósil fantasma"?


La llamábamos la estación fantasma porque desde que la cerraron en mayo de 1966 había permanecido tal y como quedó el último día, como congelada en el tiempo. Los viajeros comprobábamos día a día su deterioro, y los más imaginativos inventaron para ella leyendas.


Si el viajero pegaba la cara al cristal y escudriñaba en la oscuridad entre las estaciones de Iglesia y Bilbao de la línea 1 de metro, podía ver la antigua estación de Chamberí.


Aún conservaba los andenes, pasillos, taquillas y papeleras llenas de billetes como si esperase el día en que el hechizo se rompiera y uno de esos trenes que la hacen estremecerse con sus ecos se parase y le devolviera a sus viajeros.


video

Este nuevo Museo del Metro es gratuito y su horario es de martes a viernes de 11h a 19h. Sábados, domingos y festivos de 10h a 14h.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails