6 de octubre de 2009

EL ÚTERO, LA PRIMERA UNIVERSIDAD

Me provoca cierta inquietud que llegado el momento del parto, y en paralelo a ese gran despliegue de medios humanos y materiales encaminados a hacerlo un acontecimiento cada vez más seguro, las madres se planteen prioritariamente hacerlo una experiencia de dimensión personal cada vez más alejada de interferencias médicas. Sin duda no les falta razón por cuanto nuestra sociedad ha hecho del parto un proceso excesivamente medicalizado, desposeyendo en gran medida a los padres de su legítimo protagonismo y de la necesaria intimidad para vivir adecuadamente tan trascendental momento. De la necesidad y voluntad de recuperarlos es de donde surgen tantas iniciativas actuales encaminadas a mantener el contacto físico/emocional durante el parto.
Hasta que seamos capaces de salvar ese abismo que existe entre la sana teoría y esta realidad sometida a tan importantes presiones asistenciales, creo que lo prudente es ir avanzando en la línea de “humanización” sin renunciar a la seguridad que “parece” ofrecer el sistema.
En relación con este tema me ha llamado la atención el último vídeo de Eduard Punset en Redes: “Educación emocional desde el útero materno”.
Creo que el día que falte Punset lo echaré mucho de menos.



"Nueve meses de embarazo con controles regulares a la madre y al feto… pero ¿alguien tiene en cuenta el estado emocional de la embarazada? ¿Somos conscientes de que el estrés de la madre llega hasta su bebé? Eduardo Punset descubre, de la mano de la investigadora en psicobiología perinatal del Imperial College London, Vivette Glover, la estrecha relación entre las emociones y la vida en el útero materno."

2 comentarios:

Camino dijo...

Muy interesante la entrada Javier.
Yo tambien estoy de acuerdo con el tema de los partos medicalizados y humanizados. Creo que hay una corriente de pensamiento que está intentando sensibilizar sobre la humanización del parto, y lo que me causa más satisfacción es ver que esté calando en el "ámbito" médico (sin extremismos ideológicos)
Y muy interesante el estudio sobre el desarrollo emocional del bebé en el útero materno

Javier dijo...

Gracias por tu comentario Camino. Eres muy amable. Sí es cierto que los médicos estamos a veces demasiado condicionados por la cosa laboral como para priorizar adecuadamente en lo profesional/vocacional, que es precisamente en lo que más se nos utiliza como pantalla. Sirva esto de humilde disculpa.

Related Posts with Thumbnails