28 de febrero de 2010

LE PETIT DÉJEUNER ET LE SILENCE


Lo escribió Jacques Prévert (Francia, 1900-1977) y lo recreó así André Chocron.

El resultado me resulta muy atractivo -más en francés- y creo que merece la pena compartirlo.


DÉJEUNER DU MATIN

Il a mis le café
Dans la tasse
Il a mis le lait
Dans la tasse de café
Il a mis le sucre
Dans le café au lait
Avec la petite cuiller
Il a tourné
Il a bu le café au lait
Et il a reposé la tasse
Sans me parler
Il a allumé
Une cigarette
Il a fait des ronds
Avec la fumée
Il a mis les cendres
Dans le cendrier
Sans me parler
Sans me regarder
Il s'est levé
Il a mis
Son chapeau sur sa tête
Il a mis
Son manteau de pluie
Parce qu'il pleuvait
Et il est parti
Sous la pluie
Sans une parole
Sans me regarder
Et moi j'ai pris
Ma tête dans ma main
Et j'ai pleuré.



DESAYUNO

Echó café
en la taza.
Echó leche
en la taza de café.
Echó azúcar
en el café con leche.
Con la cucharilla
lo revolvió.
Bebió el café con leche.
Dejó la taza
sin hablarme.
Encendió un cigarrillo.
Hizo anillos
de humo.
Volcó la ceniza
en el cenicero
sin hablarme.
Sin mirarme
se puso de pie.
Se puso
el sombrero.
Se puso
el impermeable
porque llovía.
se marchó
bajo la lluvia.
Sin decir palabra.
Sin mirarme.
Y me cubrí
la cara con las manos.
Y lloré.

7 comentarios:

E. C. Pedro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
E. C. Pedro dijo...

Son un gusto Prévert y su magia para descomponer en palabras la situaciones. Un abrazo.

Miki-chan dijo...

Oh... el francés.
No lo entiendo, pero es un idioma tan bonito... Uno podría estar insultando a alguien e igualmente suena a declaración de amor.
En fin, gracias por el aliento. Cuando uno tiene las uñas rotas lo que más necesita es el apoyo de sus compañeros Bloggeros. Ahora están pequeñas, pero pronto volverán a crecer -me sorprende lo mucho que uno puede comparar a las uñas rotas con los sueños sin cumplir: a veces dejamos de creer, pero luego la esperanza vuelve; siempre lo hace-.
Pues bien, muy bonita la poesía del Sr. Prèvert. Creo que yo ya he dicho alguna que otra vez que mi fuerte no son los poemas -y ha decir verdad, nunca he entendido ninguno- pero para mi sorpresa, con éste me llevo bastante bien -la parte que no está en francés, claro está-.
Gracias por todo. ¡Sé feliz!

Lala dijo...

No puedo escuchar ahora mismo, pero la letra define una situación de lo más desesperanzadora. El silencio es tan cruel a veces! Porque el mismo silencio lo dice todo. Todo lo que no estamos dispuestos a aceptar...


Un beso


Lala

Jezabel dijo...

Jo que chula, cotidianeidad muerta y ninguno grita: ehhhhhhhh, estoy aquí!!!
Beso

BEATRIZ dijo...

Javier,
No sé francés asi que me lo receté en castellano. Si es tan exquisito en español imagino en su idioma original ha de ser grandioso. Gracias por compartir.
Tiene una simetría inusual ¿no crees?

Saludos grandes.

Javier dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, E. C. Pedro. Por ese motivo también disfruto tanto con tu blog. Otro abrazo para ti.

Dicen, Miki-chan, que todas las artes tienden hacia la música, que es el arte por excelencia. Si esto es así, podría no ser necesario entender un poema para disfrutarlo, aunque no acabo de creerte. Me consta la poesía que encierran tus escritos. Muchas gracias por tu visita y por tu simpatía.

Sí, Lala. Me recuerda el libro de Jacques Salomé “Háblame, tengo cosas que decirte”. El insoportable silencio en la cercanía. Gracias y un beso para ti.

Lo que se muere, Jezabel, con la incomunicación es la propia relación. El poema, el vídeo son un grito de dolor. Gracias.

Posiblemente sí, Beatriz. Aunque no entiendo mucho de simetría poética. Pero sea por eso, por el tema que trata o por la manera de hacerlo, lo cierto es que te contagia de una sensación gratamente inusual. Bienvenida y gracias.

Related Posts with Thumbnails