18 de febrero de 2010

EL PODER DE LAS PEQUEÑAS INICIATIVAS

Podría parecer que los grandes cambios que exigen los grandes problemas están reservados para las iniciativas de los que ostentan el poder. Sin embargo, es en el poder de las pequeñas iniciativas interconectadas donde reside la capacidad para dar una solución innovadora a los problemas y a los grandes retos que se plantean en las organizaciones. En la sociedad, por supuesto, también. Este surgimiento repentino de este tipo de soluciones es lo que se conoce como “emergencia”.

Podríamos encontrar cierto paralelismo, a mí me lo parece, con el dicho “un grano no hace granero pero ayuda al compañero” y evidenciar la capacidad generadora de soluciones innovadoras de los pequeños granos de arroz interconectados (Internet). Este es sin duda un motivo para la esperanza de todos los que nos consideramos insignificantes frente a los enormes problemas que nos acosan. Y un estímulo para recuperar la confianza en la posibilidad de encontrar soluciones interconectando nuestras pequeñas iniciativas personales.

Pero quien lo explica la mar de bien es José Cabrera en su blog:

“En las organizaciones, como en los sistemas vivos, el cambio siempre ocurre a través de un proceso de emergencia. Es algo que no todo el mundo sabe, y que conviene resaltar. Los cambios a gran escala, aquellos que realmente generan un impacto significativo, no proceden de las grandes visiones, ni de los planes y estrategias diseñados en la cúspide de las organizaciones. La mayor parte de las veces, los cambios comienzan como pequeñas iniciativas personales localizadas en la periferia de las organizaciones.

Estas iniciativas suelen permanecen aisladas, y en la mayor parte de las ocasiones no tienen influencia en el resto de la organización. Sin embargo, cuando estas pequeñas iniciativas locales conectan entre sí, el intercambio de información y aprendizaje que tiene lugar produce un efecto multiplicador; un efecto que desencadena la emergencia: partiendo de esfuerzos separados, aparentemente irrelevantes, surgen de repente cambios significativos, cambios capaces de alterar el curso y el funcionamiento de toda la organización.

Este surgimiento repentino de soluciones innovadoras -fruto de las pequeñas iniciativas interconectadas- nos permiten hacer frente a los retos complejos de las organizaciones, y es lo que conocemos como emergencia. La clave está en que el proceso emergente siempre aporta nuevos niveles de capacidad a las organizaciones, muy superiores a la suma de los esfuerzos locales por separado. Es lo que ocurrió, en su momento, con desafíos excepcionalmente complejos tanto a nivel político como social. Tal es el caso de la caída del muro de Berlín, el fin de la Unión Soviética o, más recientemente, la llegada de Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos.”


Me parece que la "emergencia" a veces exige mojarse:

7 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Porque ninguna iniciativa es pequeña.

Un abrazo

Lala dijo...

Pos no que ma emocionao el video???!!!
Pufff, cada día estoy más blanda...
:P

Leer tu entrada, la verdad es que anima!


Un besito


Lala

Biovisor dijo...

Por estos días, aquí en Colombia, estamos en campañas presidenciales agresivas y llenas de arrogancia. Un poco de esto refrescaría la envenenada política que se maneja por estos lares para hacerse al poder.
Gracias a todas la iniciativas, gracias a Ámbitos Propios.

Ivana Maria dijo...

Linda lição. É preciso que o homem tenha um coração puro como o de uma criança para entender o verdadeiro valor da vida. Um abraço amigo!!!

Ibrahim dijo...

Coincido con José Cabrera y contigo. Formemos esas pequeñas iniciativas y convirtámonos en un brazo pujante capaz de avanzar.

La ventaja de nuestra generación es que contamos con medios electrónicos en tiempo real (internet) para establecer vínculos sociales. La información es poder y, si sabemos utilizarla, podremos convertirnos en un "granjero" con decisión.

Es cosa de mirar y actuar. Como dice un proverbio chino, "sabio es el hombre que siembra un árbol aún sabiendo que no lo va a ver crecer".

Muchas gracias por todo.

Saludos desde México.

Javier dijo...

Ninguna semilla es pequeña, tienes razón Alma.

Es porque realmente es emocionante, Lala.

Gracias a ti, Biovisor. Pero me temo que la dinámica de los poderes es otra. Posiblemente por eso nos va como nos va. Por el momento yo me conformo con que vayamos tomando conciencia de ello.

Concordo com você, Ivana Maria. Em crianças, há esperança. Um abraço para você.


Sabias palabras, Ibrahim. Confío en que el futuro nos lleve por esos caminos. Gracias.

Camino dijo...

¿2.0? ;)

Related Posts with Thumbnails