13 de marzo de 2010

¡BRAVA! PARA AKIKO SUWANAI

Esbelta y elegante como una gacela, de un rojo provocador e intencionadamente sensual, más alta que su propia música, segura y desafiante, una da esas diosas de la mitología japonesa.

Dice “caminodemusica” que para ovacionar, esnobismo incluido, uno puede tener en cuenta que:

Si la que canta es una señora, al final diremos: Brava!!
Si son dos las señoras (o más): Brave!!
Si es un caballero: Bravo!!
Si son una señora y un caballero (o más), ó dos o más caballeros: Bravi!!

De todas maneras, no hay que sufrir y acordarse del género y número del adjetivo, y menos en italiano, y si ovacionamos con un sonoro “Bravo”, “Bien” o “Viva”, estamos seguros de que va a ser bien acogido por el artista.

Sea como fuere, lo cierto es que la interpretación que hizo ayer Akiko Suwanai (Japón, 1972) del Concierto para violín y orquesta, en mi menor, opus 64, de Felix Mendelssohn-Bartholdy, en el Auditorio Nacional, mereció una gran ovación que ella agradeció con un espectacular sólo de violín. El suyo es un Stradivarius 1714 llamado “Delfín”, préstamo de la Fundación de Música Nipona.

Privilegio inesperado que debo agradecer y agradezco por la presente a un entrañable ángel de la guarda. Fue algo parecido a esto:


5 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

A veces el artista se conforma con ver nuestros asombrados y agradecidos ojos, aunque ni hablemos.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Maravillosa, sublime, he tenido la oportunidad de escucharla dos veces y me ha parecido magnífica.
Gracias por estos regalos.Nube

Colorin dijo...

¡Qúe lástima, una vez más me lo perdí! Javier, sería mucho pedirte que cuando te enteres de algo tan maravilloso nos lo comuniques por si podemos participar del directo? Muchísimas gracias.

Lala dijo...

Bravísima!!

:D


Un beso


Lala

Javier dijo...

Sería un tema interesante para una disquisición. ¿El artista ve los ojos del público, sólo sus caras, también los gritos que se cuelan entre la ovación,…? Gracias, Alma.

Comparto tu entusiasmo, Nube. Gracias.

Si puedo acudir a estas citas de vez en cuando es, te lo aseguro, gracias a la bondad de alguno de mis ángeles de la guarda. Conseguir entrada suele ser un proceso que requiere más dedicación de la que yo puedo disponer. Pero lo intentaré, Colorín. Gracias.

Bravísima, Lala. Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails