21 de junio de 2010

NO TE RINDAS

Algún residente de anestesiología dejó la especialidad argumentando un miedo creciente ante la posibilidad de no saber responder adecuadamente en un momento dado, a no poder solucionar ese problema trascendente que pone en peligro la vida del paciente. En realidad, yo creo que es la imposibilidad de sobreponerse a ese miedo lo que hace que este crezca hasta poner en cuestión las propias capacidades.

Lo cierto es que en el quehacer cotidiano de esta especialidad es muy frecuente oír, ante ciertas dificultades inherentes a la especialidad, comentarios derrotistas del tipo: “seguro que será imposible”, “no podré hacerlo”. El antídoto que encuentro para estos casos suele ser aconsejar un cambio de “actitud”, insisto en la necesidad de cultivar un pensamiento positivo y ejercitarse en un diálogo interior que evite ese camino que tanto alimenta al miedo.

En las definiciones que he encontrado de la palabra “actitud” se utilizan palabras como: una disposición mental, una tendencia o predisposición aprendida, una respuesta emocional y mental, una forma de motivación social, un sentimiento, etc.

Yo prefiero, dentro de mi natural osadía, considerarlo una manera de “decirme” a mí mismo, de conversar con nosotros mismos cuando en un momento dado surge ese elemento interior que limita o condiciona negativamente nuestra capacidad de maniobra. Ya sé que en la realidad la cuestión no es tan simple. Que me perdonen los psicólogos.

El caso es que he encontrado este sugerente anuncio que parece apuntar en esa misma dirección, una publicidad que habla de valores y que representa una grata excepción y un claro ejemplo a seguir.

Un canto a la capacidad de superación y a las actitudes positivas.




No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo,
porque yo te quiero.

Mario Benedetti (1920-2009)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Los comienzos no simpre son fáciles. La anestesiología la definiría como una especialidad en la que en muchos momentos hay sentimiento de soledad. Magnífico video lleno de fuerza,y una poesía bellísima como una inyección de vida, para recordar todos los días. El miedo puede empequñecer a un gigante.Me ha encantado. Gracias Nube

Cuarentañera dijo...

Benedeti lo define tan bien como tu , no nos debemos rendir hay que luchar contra el miedo, conocía el video y me encanta.
Saludos

E. C. Pedro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
E. C. Pedro dijo...

Javier, el miedo es terrible sobre todo porque para vencerlo tienes que cambiar de terreno de juego. Siempre habrá una excelente razón para no tomar ningún riesgo. Sólo aceptando que la vida (laboral, sentimental, etc..) es una apuesta se puede hacer algo. A veces, sin embargo, una retirada a tiempo puede ser una victoria personal. Pero tu texto me ha dejado una muy agradable sensación (no he podido ver el video), tal vez porque estoy en una situación diferente de la del estudiante de quien nos hablas. Saludos.

capitán garfio dijo...

El vídeo me puso los pelos de punta,sobre todo al final, cuando la chica se enfrenta a sus miedos, y la música, que te va poco a poco, levantando el ánimo, casi enfureciéndote, para luchar contra todo lo que te hace retroceder en la vida...muy bueno...
lo había visto, pero hoy me ha impactado mucho más....un saludo

mi nombre es alma dijo...

Siendo como soy de las personas que da siempre un paso (o pasos) al frente he de reconocer que a veces me cabreo con amigos que no lo hacen, pero es en ese momento cuando paro un segundo y reflexiono que todos tenemos nuestras razones.

Colorin dijo...

Está genial. Ser conscientes de que nuestra meta es como decía Píndaro intentar llegar a ser lo que somos en realidad.

Related Posts with Thumbnails