24 de septiembre de 2010

UN OTOÑO ESTRUCTURAL


Dicen que el próximo miércoles habrá una huelga, con estrellas de cuatro puntas, de la que no sé muy bien por qué no se hizo antes cuando resultaba tan necesaria, ni para qué se hace ahora cuando se muestra tan prescindible. Una huelga que me parece semejante a este reciente equinoccio, tan pomposo, tan suyo, tan ajeno a los acontecimientos terrenales.


Al parecer, somos junto con EEUU los dos países más castigados por el desempleo y, lo que es peor, por el elevado desempleo de largo plazo. Ello se pone especialmente de manifiesto en este dramático artículo publicado en el NYT este último domingo. Respecto de este problema creo especialmente interesante la entrevista (en español) realizada a Oliver Blanchard, economista jefe del FMI, publicada en el Boletín Digital del FMI del 9 de septiembre de 2010. Este gráfico resulta especialmente elocuente de cuanto digo.


En su liturgia tecnócrata la terminología oficial tiende a excluir las palabras más directamente relacionadas con las personas, en su acepción de seres humanos, supongo que para no hacer del sufrimiento de tantos un drama para todos, o para evitar que los funcionarios más sensibles llenen de lágrimas los folios durante el trabajo. Quizá por ello se habla del “peligro de que el desempleo se transforme en estructural” y no de la terrible situación de millones de personas excluidas de unas vidas dignas y abocadas a no encontrar trabajo jamás. 

“Tenemos que actuar con rapidez antes de que el desempleo se transforme en un problema estructural”.
 (OLIVIER BLANCHARD)



Personas que, como hojas de otoño, se quedarán por el camino mañana, hoy, ahora, sin importar a la larga más allá de lo que pueda provocarnos un breve y doloroso recuerdo incómodamente nostálgico. Me temo.



Yolanda Oreamuno
(Costa Rica, 1916-1956)
La ruta de su evasión (fragmento)



" Siempre queda en algún árbol una hoja postrera, prendida a la rama por un milagro de resistencia inexplicable, y todas las mañanas, al pasar, formulamos una despedida porque tememos no encontrarla allí al día siguiente. Es tan frágil su aspecto, descomedida su posición, muerto su color, que no podemos explicarnos por cuál fenómeno se mantiene en su sitio invulnerable al viento, la escarcha y el frío. Simboliza el recuerdo borroso de lo que fuera en primavera y verano el ropaje del árbol; es la manifestación única de su antigua forma; la rúbrica de su linaje, el síntoma de su especie. Pese a todo lo precario que esa hoja solitaria representa, en su humildad, en su indefensión, tiene un noble elemento de fortaleza. Cada mañana la buscamos para comprobar en su delicado tallo o en el contorno de su cuerpecillo aterido los efectos de la intemperie, y repetimos la nostálgica despedida. Pero al verla de nuevo, inalterable y sola, nos preguntamos sobresaltados si resistirá todo el invierno allí. Tanta tenacidad anónima despierta en nosotros cierto elemento de sospecha ¿por qué resiste?, ¿irá a permanecer a pesar de todo?, ¿para qué su inmutabilidad?, y nos vamos acostumbrando a su presencia en el árbol frente a nuestra casa. Lentamente, con la familiaridad de lo inevitable, olvidamos la hoja fiel. Una mañana cualquiera ya no levantamos la cabeza para buscarla, ni nos despedimos de ella hasta nunca. Ha entrado a formar parte del paisaje inalterable, de ese paisaje permanente más allá de las estaciones y las temperaturas. Y muchos días después, casi sin pensar en ella, echamos una mirada descuidada que nos revela su ausencia. Se fue con el viento. Ya no está. Se fue sin despedida, sin adiós y sin lágrima. Tampoco dejó recuerdo. Simplemente se fue. "

3 comentarios:

40añera dijo...

Es triste ser estadísticas, números o simplemente hojas que se pierden en otoño
Un bes y buen finde

Camino dijo...

Un tema complejo y triste.
Me pregunto si no estaremos siendo testigos de la desintegración del Estado de Bienestar, y de un equilibrio socioeconómico mundial que igualará, a la baja, las clases sociales...A no ser que se nos ocurra una nueva burbuja que inflar

Neogeminis dijo...

Quizás por esas mismas estadísticas sea indicado el momento de protestar on contundencia. Lo que sí espero es que sea una protesta pacífica.

Saludos.

Related Posts with Thumbnails