9 de enero de 2012

CUERPO DE HORIZONTES DESCARRIADOS


"Para transformar la realidad, el primer paso suele ser aprender a verla con una mirada nueva 
(y ser capaces de mostrarla a los demás bajo esa luz)."
Jorge Riechmann


Frieke Janssens



“…al ver a qué grado de infelicidad, a qué peligros de extinción nos han conducido siglos de función cerebral, uno siente, a veces, la curiosidad de descubrir, si ello fuera posible en el punto a que hemos llegado, cuál fue el momento en que nos descarrilamos. " 

Graham Greene
Viaje sin mapas (fragmento)



ffffound



Individualmente soy un cuerpo, socialmente pertenezco a un cuerpo.
Ambos son susceptibles de enfermar.




(Este video ha recibido una mención especial del premio nacional en la creación de vídeo categoría Art Festival Artístico de Valencia en 2011.)





  
Lo dicen muy claro Joan Benach y Charles Muntaner en su "Aprender a mirar la salud: cómo la desigualdad social daña nuestra salud.":
"La salud de las naciones se ve afectada casi por cualquier cambio de su patrón social, desde el dragado de los pantanos hasta la reducción de las horas de trabajo, desde la introducción de la ropa interior de algodón hasta la depuración de productos alimenticios y hasta las prácticas médicas más avanzadas."


Personalmente tengo que reconocer que no soy capaz de prever con suficiente claridad cual pueda ser la evolución lógica de ese cuerpo social que somos cuando, sometido con precisión matemática a la disciplina de ciertos horizontes, aventura una transformación insostenible. El vídeo que os muestro de Alba Casanova y Marc Guardiola "VideoDanza Partida" me ha sugerido un tipo de evolución o metamorfosis inspiradora de ese futuro. Y los horizontes de David Nolan bien podrían ser la traducción visual de estas cifras que esconden las claves del misterio de un porvenir inverosímil:








Los recursos: 

  • El PIB mundial asciende a 70 billones de dólares (economía real) (Cada 2,4 horas se mueve en el mundo el equivale al PIB de un año.)
  • Mercado de obligaciones 95.000 billones de dólares (capital especulativo) 
  • Valor de la bolsa 50.000 billones de dólares (capital especulativo) 
  • Valor de los derivados: 466.000 billones de dólares (capital especulativo) 
  • Fondos de inversión: 119 billones de dólares (capital especulativo)








Los lugares:

Paraísos fiscales:

  • El 60% de los Fondos de Cobertura (Hedge Funds) están en paraísos fiscales. 
(Hedge Funds: Fondos o Instituciones de Inversión Alternativa, cuyo objetivo es la máxima rentabilidad y cuyo riesgo expuesto es igual o menor al del mercado general, para lo cual se emplean técnicas de cobertura) 
(Principales responsables de la burbuja inmobiliaria y la especulación sobre las deudas públicas) 
(Estos fondos se gestionan desde EEUU -80%- y Londres -20%-) 
(No están sujetos a control ni legislación alguna) 

  • El 50 % de las reservas mundiales de dinero están en paraísos fiscales.









La distribución:


  • Manos públicas: Deuda.

Para poder financiar el rescate a la banca y a las empresas afectadas por la burbuja inmobiliaria los Estados desarrollados se han tenido que endeudar por encima de su PIB.

El banco Central Europeo presta a los bancos privados al 1% pero no a los estados que deben financiarse a través de ellos.

A nivel mundial la deuda externa es de 60,28 billones de dólares (pública más privada)




  • Manos privadas: Activo.

Seis multinacionales controlan la agricultura mundial, fijando los precios en bolsa.

Cinco SIM (Sociedades de intermediación inmobiliaria) y cinco bancos tienen (primer trimestre de 2011) el control de más del 90% del total de los títulos derivados.









Consecuencias:


  • La alimentación: 

Se producen alimentos para dar de comer al doble de la población mundial.

La cifra de hambrientos en el mundo supera los 1000 millones de personas.

Cada 5 segundos un menor de 10 años muere de hambre.


  • El Trabajo: 

Según la OIT en todo el mundo la cifra de paro ocasionado por la crisis supera los 200 millones de personas.

Según la OIT más de 12 millones de personas trabajan en condiciones inhumanas de superexplotación en el mundo.

En todo el mundo, 218 millones de niños entre 5 y 17 años trabajan, la mitad en condiciones inhumanas.





























































Conclusión:



La economía se hunde, la industria armamentística mejora, el mercado del lujo prospera, los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres.







 



Otro cuerpo y otros horizontes son posibles.
El cambio somos nosotros. 
Se aceptan sugerencias.




Los datos han sido extraidos de:
- "La economía mundial volverá a estallar en 2012 (o antes)". Miguel Giribets.
- "Los enemigos de la democracia en cifras". Alejandro Quesada.

10 comentarios:

Felicidad Batista dijo...

Javier, invariablemente el cambio somos nosotros, es decir los que podríamos intentar la utopía, como tantas veces se ha hecho a lo largo de la historia. En este sentido el siglo XIX y buena parte del XX está plagado de luchas del cuerpo social trabajador por conseguir mejoras laborales, salariales, participación en beneficios, contratos dignos, sanidad para todos. Mucha sangre en las trincheras antes de que los derechos se vieran plasmados en Constituciones, leyes o convenios. Pero el cuerpo social de este siglo XXI se ha habituado a contemplar, a ver pasar la realidad como si algún día llegara otra favorable para sus intereses, sin intervención alguna. Lo curioso es que los datos están ahí, tú nos los has ilustrado claramente, hay información pero carecemos del verdadero ímpetu del cambio, creer que es posible un mundo distinto y mejor.
Abrazos, Javier

Neogeminis dijo...

Estamos enfermos, muy enfermos. Lo primero que se me ocurre es no seguir las recetas salvadoras que nos venden como única alternativa. NO ES ASÍ, existen otras opciones, destacando las que apuntan a la producción con conciencia ecológica y actitud solidaria y cooperativa. Además, la actitud cómoda de echarse a mirar y simplemente lamentarse por las malas decisiones de quienes volvemos a elegir no contribuye a encontrar una salida. Todo lo contrario.

En fin, habría mucho para decir pero lo seguro es que cualquier cambio externo y colectivo vendrá luego de haber experimentado un cambio profundo en lo individual y en nuestras esferas de alcance inmediato.

un abrazo.

Antoniatenea dijo...

Sí, en algún punto de no se sabe de qué momento nos descarrilamos..producimos mucho y sigue el capital en pocos y siguen muchos sin un mínimo para subsistir y los paraísos fiscales tienen como en un bunker toda esa injusticia
En un video ví cómo tiraban las naranjas pequeñas porque no eran productivas las de determinado tamaño..así lo hacían cuando los pepinos eran irregulares de forma o las manzanas presentaba una coloración no uniforme..¡material a la basura!..parece surrealista que en una parte del mundo no tengan ni una fruta que llevarse a la boca y en cambio ocurra esto.
Tú lo has descrito bien.Se me ocurre que aún podemos hacer nuestras pequeña revolución ..no sé..creo en esos pequeños gestos individuales y en ellos introduzco el material que nos muestras en tu blog.
El video que muestras es sorprendente y bello.

Si,está tardando en venir la primavera...pero asomarme a tu blog hace que la intuya ya .
Un abrazo grande!!

José Antonio del Pozo dijo...

con independencia de estar o no del todo de acuerdo con lo que expones, está muy bien expuesto, y la estilización de tu blog es verdaderamente notable. Enhorabuena por ello
saludos blogueros

José Antonio del Pozo dijo...

gracias por seguir mi blog, sigo yo ya también el tuyo, tan sugerente
saludos

Cesar dijo...

El miedo paraliza. Paralizaba en el medievo cuando el rey era el dueño y señor de todas las tierras, haciendas y vidas y paraliza ahora cuando los reyezuelos nos tienen es sus manos. En sus mercados. Y creemos que somos libres. Libremercado?...y una mierda! Liberalismo..? Mientras me vaya bien...pero por dios, si me va mal que me liberen.
Creo que la "civilización" nos ha hecho insensibles. No sé si recuerdas un programa de Tv en donde traían a una tribu de Oceanía a España para que conociesen la civilización; me llamó poderosamente la atención cuando uno de ellos, a la vista de un mendigo durmiendo en un cajero exclamó: "¿pero como consentís que esta gente duerma en la calle?" Esto en nuestra aldea no pasa.

El estado del bienestar tiene la virtud de adormecernos haciendo que no pensemos más que en nuestro estado del bienestar. Yo también me acuso.

E. C. Pedro dijo...

Javier, gracia por tanto dato, que confirma la sospecha de que tanto paraíso fiscal y tanta trampa no son unos apéndises ineseables de la economía mundial, sino su columna vertebral.

cCreo que te interesaría la cinta La corporación, que ayuda a entender que esto no es una fatalidad. (Soy un poquito corto de memoria, así que disculparás si fueste tú quien me recomendó ese documental en alguna entrada pasada).

Muchos saludos.

BEATRIZ dijo...

Lo peor de todo, es que los paraísos fiscales no se manejan solos, utilizan a profesionales que por no perder el empleo, hacen lo que les dicen, papel más allá de lo que implica su profesión en primer lugar, muchas veces se pierde la ética profesional...conozoco contadores, auditores,economistas, y hasta músicos, etc, que cada de que hay cambio de gobierno sienten que pierden el puesto...eso no debería suceder.

Estoy de acuerdo en que nosotros somos el cambio, permanezcamos siendolo.

Saludos.

Eva Magallanes dijo...

Me encanta de ti esa facultad de ver en distintos AMBITOS el mismo síntoma, la enfermedad se replica en cuerpos individuales y en el cuerpo social y en el político y en el económico, etc.

Hoy "la salud" no es más que otro lucrativo negocio y los fármacos los productos de una inmensa industria que esclaviza... todo ello haciendo uso y abuso del terror ante la vejez y la muerte y
que el sistema amplifica para perpetuarse.

Octavio y Pablo están en mi corazón, fuentes inagotables.

Mi abrazo y mi admiración, siempre.

enfuga yremolino dijo...

Sí el cambio está en cada uno, en nuestra íntima elección de vida.
Es necesario un trabajo de concientización cuerpo a cuerpo, pues hay que fomentar las GANAS DE TRABAJAR.
Bajo discurso de progreso y consumismo, durante los últimos sesenta años, hemos dejado de enseñar el oficio familiar a nuestros propios hijos, hemos sacado a las madres a laburar 8 o 10 horas fuera de casa y metimos a los niños en guarderías y a los abuelos en geriátricos.
Nos hicieron soldados quitándonos los afectos a cambio de "bienestar y lujos" a pagar con moneda de esclavos. Entonces,Lo que mejor aprendimos es a quejarnos amparados por la LEY del mínimo esfuerzo y en plena crisis caemos en estado mendicante.
TRABAJO y AUSTERIDAD
http://enfugayremolino.blogspot.com/

Related Posts with Thumbnails