27 de diciembre de 2009

CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD

No puedo ni quiero ser indiferente al exterminio de un pueblo a manos de otro. Sea el palestino, sea el saharaui o cualquier otro de los muchos ajenos a nuestras miradas.
Es una vergüenza intolerable, ahora más que nunca, por la que deberíamos de exigir responsabilidades urgentes a los dueños del mundo.
Este es mi pequeño testimonio de indignación.




Posibilidades
Afganistán, 2001
Posiblemente esta pluma esté quebrada
y se desnude como un animal herido.
Probablemente mañana a la hora del té
se escuche suciamente por radio y televisión
que van mil, dos mil o tres mil muertos,
mientras los bombarderos se hacen de los cielos del mundo
regalando la fragancia de la muerte
a los rostros de los primeros niños.
Sin embargo, yo acá, tan lejos,
en una actitud totalmente rebelde,
haré sonar mis muelas con el pan crujiente
en señal de protesta.
Posiblemente estos versos
no sean más que una mosca molesta y porfiada
que causará desagrado en tus vacaciones,
que engrasará el papel claro de las publicaciones,
que se orinará de pie en las conversaciones inertes.
Posiblemente temprano callaré,
pero no será por voluntad propia,
será ese niño que desde el fondo de la muerte
tapará mi boca con una de sus manos
y con la otra, disparará una bala para occidente.

SANTIAGO AZAR



Las imágenes del vídeo pertencen a "Guernica", una espléndida producción de Vancouver Film School.

El texto es del poeta chileno Santigo Azar.

La voz se la he robado a Alma, que es la autora de una marvillosa página de poesía que os recomiendo.

La música es "THE CHAUFFER" de Durán Durán y está incorporada al vídeo "Guernica"

El culpable de la combinación soy yo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Son tantas y tan frecuentes las noticias que vemos y oimos de muertes que se podian evitar, que algunas veces, me asusta no sentirme tan impresionada con esta horrorosa situación.
La poesia es preciosa, la voz muy sugestiva y el montaje del video, de un artista.
Nube

Javier dijo...

Si no queremos dejarnos manipular tenemos que ser capaces de no responder con indiferencia ante los excesos.
Tantas injusticias, tantos accidentes, tanta hambre, tantos… parece buscarse la apatía, la anestesia que genera la barbaridad y la desproporción.
Gracias por tu comentario. Me alegro que te guste.

Related Posts with Thumbnails