10 de febrero de 2010

UN SEXTO SENTIDO PARA EL HOMBRE

No estoy seguro de saber anticiparme correctamente a cómo influirán las nuevas tecnologías en la manera en la que manejamos la información en nuestro trabajo cotidiano.

Y si pudiéramos disponer de toda la información sin necesidad de papel, sin necesidad de una pantalla de ordenador. Y si pudiéramos interactuar con el medio, recopilar toda la información relativa a él y sin ningún tipo de soporte especial.

Pues este tipo de “realidad aumentada” interactiva, de sexto sentido informático, está en vías de ser una realidad.

En Long Beach, California, los estudiantes del MIT Media Lab han desarrollado un sistema de computación portátil que convierte cualquier superficie en una pantalla interactiva.



El usuario puede acceder a los gadgets y a los datos virtuales de internet libremente, disipándose como el humo cuando se ha terminado. Pattie Maes dijo que la investigación está dirigida a la creación de un nuevo “sexto sentido” digital para los seres humanos. Se trata, según Maes, de incorporar la información que nos ofrecen los ordenadores e internet a nuestros sentidos sincronizándolo de una manera casi orgánica.



(Leer todo el artículo)

6 comentarios:

Raúl dijo...

Realmente acojonante. Somos anacrónicos con respecto a nuestro propio tiempo.

la rosa azul dijo...

No podría precisar el alcance de tu artículo, pero lo que sí me gustaría es que las nuevas tecnologías se implantaran de forma generalizada y globalizada en la medicina de "a pie", donde los especialistas y el médico generalista tuviesen una visión global y actualizada de los pobres pacientes.
Yo ya no creo que "lo disfrute", espero que mis hijas sí puedan disponer de medios más avanzados.
Gracias por tu visita y tu comentario; me encantó, me hizo sonreír.
Besos

mi nombre es alma dijo...

No se si estamos preparados para esto.

Un abrazo

Lala dijo...

Yo no llego, jajaja!
Suscribo los comentarios de mis queridos Raúl y
Alma.
:S


Besitos


Lala

BEATRIZ dijo...

Interesante y raro, no quiero que desaparezcan los libros.

Saludos grandes.

Javier dijo...

Bonita expresión, Raúl. Me temo que ese anacronismo aumente progresivamente con el paso de los años hasta que, al final, el tiempo nos deje tirados. ¡Uff!

En general, rosa azul, creo observar cómo el progresivo crecimiento de la tecnología se alía con la burocracia para hacernos más precisos en nuestras rutinas pero a costa de alejarnos del tradicional humanismo y cercanía con el paciente. No sé si acabará cuando la “singularidad tecnológica” nos relegue a meros espectadores. ¡Uff!

Es posible, Alma, que ni siquiera sea posible preparar adecuadamente a las nuevas generaciones. ¡Uff!

En esta línea catastrofista en la que me pillas, Beatriz, no me atrevería a asegurar nada. Piensa que en el peor de los casos los árboles saldrían ganando y nosotros con ellos. ¡Uff!

Realmente pienso que es apasionante.

Related Posts with Thumbnails