24 de noviembre de 2010

¿GALOPA LA OMS SOBRE EL TOMATE DE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA?

La OMS acaba de publicar su último “Informe sobre la Salud Mundial”. El tema es suficientemente amplio, complejo y heterogéneo como para dar cabida a casi cualquier tipo de opinión. Sin embargo, creo que no me alejo mucho de la realidad si digo que el núcleo de su informe parece articularse sobre la necesidad de una cobertura universal de la asistencia sanitaria en todos los países y a que tal objetivo podría ser una realidad si atendiéramos a dos aspectos fundamentales: evitar el enorme despilfarro de los recursos existentes (hasta un 40%) y atender a la necesidad de una mayor y mejor financiación (impuestos).


Al margen del respeto que me merecen los dictámenes de una organización internacional que vela por el bien mundial, tengo que reconocer que la realidad vivida en su reciente historia aconseja un prudente alto nivel de escepticismo frente a sus manifestaciones, aún a riesgo de parecer políticamente incorrecto. Algunas de sus últimas actuaciones llegaron a representar un negocio de tal magnitud para las multinacionales farmacéuticas que es imposible no sospechar importantes sombras sobre su credibilidad, especialmente desde el punto de vista ético y económico.


Tres breves apuntes al respecto para señalar a un generador común: el manejo del miedo, y a una consecuencia principal: propiciar un determinado modelo económico y social: 

  1. El negocio de la Industria Farmacéutica. 
  2. La campaña de vacunación por la gripe H1N1. 
  3. La vuelta a la maternidad natural



LA INDÚSTRIA FARMACÉUTICA:

Un aluvión de dinero que deja poco espacio para la ética.


En el libro del doctor Dirk Van Duppen La Guerre des Médicaments, descubrimos que en el top 500 de las mayores empresas estadounidenses, la industria farmacéutica es la más rentable (Fortune 500) (La Guerre des Médicaments, Dirk Van Duppen, Aden, colección epo, 2005, p. 107.):

«Por cada dólar de volumen de ventas hay 17 centavos de beneficio neto, es decir, 5,5 veces más que la media del top 500 de Fortune.

La tasa de beneficio sobre el capital llega al 14,5%, es decir, seis veces la media de Fortune 500. El beneficio sobre las acciones llega incluso al 27,6%, casi tres veces más que la media de Fortune 500.

En 2002, el beneficio conjunto de las diez mayores empresas farmacéuticas ascendió a 35.900 millones de dólares. Lo que les permitió superar los 33.700 millones de beneficios obtenidos ¡Por las 490 empresas restantes!» (La Guerre des Médicaments. Op. Cit, p. 107.)

Esta rentabilidad no se debilita con el paso de los años.

Así «los analistas financieros piensan que el sector de la industria farmacéutica y biotecnológica está abocado a un crecimiento anual del precio de las acciones del 25% sobre 2009».




Dos interesantes vídeos testimoniales: 

Este primero empieza hablando del trastorno de ansiedad social creado por los departamentos de marketing y publicidad de las farmacéuticas y publicitado por notables psiquiatras, para después recorrer varios síndromes psiquiátricos que han aumentado mil veces su prevalencia, del 0,1 % al 10% de la población como la depresión y el trastorno bipolar, en muy poco tiempo.



Este otro hace referencia a toda la industria farmacéutica, pero incide especialmente en el tema de los psicofármacos que es donde sin lugar a dudas más fraude hay.





LA CAMPAÑA DE VACUNACION DE LA OMS PARA LA PANDEMIA H1N1:

No hay mucho que decir nuevo, solo recordar algunos datos. 


Un tercio de los miembros del Comité de Emergencia creado por la OMS para la pandemia de la gripe A –al menos 5 de sus 15 miembros- tenían o habían tenido relaciones profesionales o laborales con los laboratorios médicos. Esto cuestiona la credibilidad de este organismo internacional y su papel en el alarmismo provocado. De hecho, la Comisión de Salud del Consejo de Europa responsabilizó a la OMS de la ola de histeria que motivó la compra masiva de vacunas. De los 13,5 millones que compró el Ministerio de Salud sólo se utilizaron 3, incluso antes de tener comprobada su eficacia. 

El mercado mundial de las vacunas antigripales representa el 25% del mercado global de las vacunas, evaluado en 14.000 millones de dólares en 2008 (el 2% del mercado farmacéutico).



LA CAMPAÑA DE LA OMS PARA LA VUELTA A LA LACTANCIA NATURAL:

La campaña de la OMS a favor de la lactancia natural, con afirmaciones que van más allá de lo que establecen las pruebas concluyentes de los estudios realizados en este sentido, junto con las corrientes en contra del parto medicalizado, están originando mucha confusión en las madres y un retroceso importante en los niveles de seguridad para ellas en el parto, en su capacidad de desarrollo profesional y socio-laboral relacionado con su maternidad y en el papel de colaboración y reparto de responsabilidades en la pareja, que en muchas ocasiones va más allá de lo que establece mínimamente el sentido común.


Elisabeth Badinter, catedrática de filosofía de la Escuela Politécnica de París, ensayista, feminista de referencia en Francia y madre de tres hijos, aseguraba en 1980 en su libro “L’Amour en plus” (¿Existe el amor maternal?) que el instinto maternal no existe. Treinta años y varios libros después, publica “Le Conflit, la femme et la mère” (El conflicto, la mujer y la madre), en el que vuelve a crear polémica al afirmar que la tendencia actual sobre la maternidad es un paso atrás en la independencia de las mujeres. 

En el libro, que se puso a la venta en Francia el 12 de febrero, la filósofa habla con ironía sobre los ecologistas, los psiquiatras infantiles, la Liga de la Leche, las mujeres perfectas y los militantes del desarrollo sostenible entre otros. Según ella forman una especie de alianza que, en nombre de “lo mejor para el niño”, han creado a la madre perfecta del siglo XXI. 

Badinter le da un nombre “La buena madre ecológica” y la define como la que quiere dar a luz en casa, desconfia de cesáreas y epidurales, lava ella misma los pañales del bebé para proteger el planeta y le da el pecho seis meses a demanda. Es una madre que para poder realizar su importante misión sacrifica todo su tiempo a esta labor.




Ante tal panorama, el negocio inmoral de la industria farmacéutica en torno a la salud mundial, ¿debemos de evitar las sospechas ante las declaraciones de la OMS cuando nos acusa de despilfarro -aunque exista- y nos pide más esfuerzo económico? 

Por último, yo no creo que sea casualidad esta aparente coincidencia en el tiempo de la crisis económica por un lado, del importante descenso de la natalidad en los países desarrollados por otro, con la aparición desde importantes estamentos internacionales de actores sociales relevantes que promueven corrientes de pensamiento encaminadas al retorno a un modelo social basado en la “mujer madre”, que prioriza su papel como fuente de alimento y de cercanía y dedicación a la prole, en detrimento del progresivo avance actual en los niveles de reconocimiento y conquista sociales de un modelo de mujer que se considera capacitada para compatibilizar y desarrollar otras facetas de su vida además de ser madre. E incluiría aquí la voluntad de aquellos varones que desean compartir estas responsabilidades en igualdad de condiciones que su pareja en el contexto de un nuevo tipo de relación basada en la equidad.




10 comentarios:

40añera dijo...

Los señores de la OMS han perdido su credibilidad, además estoy totalmente convencida que es la industria quien quie maneja sus hilos, conozco muy bien como trabaja y sus metodos, mi chico trabajo 27 años para ellos y yo 20 con él asi que, no me creo nada
Besos

E. C. Pedro dijo...

Javier, ayer o antes de ayer le expresaba a un amigo lo tonto que me había sentido tras la epidemia de la gripa y el enorme descrédito que, a mis ojos, se había echado encima la OMS. Con la lectura de esta entrada me doy cuenta de mi reacción es apenas natural, o que por lo menos somos ya varios los que hemos pasado a desconfiar de esa organización. Y es gravísimo. Puede uno preguntarse si por una vez los ministerios de salud de los países reaccionaron con prudencia, o si estuvieron a su vez amablemente guiados por las farmacéuticas, que por lo menos en Colombia con un viaje a un seudocongreso en Cartagena convencen a los especialistas de no vender genéricos. Ahora, como bien creo leer en tus líneas, ya la cuestión no es ni siquiera qué es mejor (genéricos, parto natural, preservativo, abstinencia, cesárea, etc..) sino en qué diablos nos basamos para tomar nuestras decisiones. En pocas palabras, se ha instalado la sospecha. La clara tendencia a decidir que "lo caro es bueno" ha abierto las puertas a los críticos más radicales. ¿Cómo estarán encabezando las actuales circulares de la OMS? Tendría que ser algo como: "Estimada gente del mundo, esta vez sí es cierto que...".
Saludos.

Pury dijo...

Me parece una entrada de lo más interesante y cierta.
No nos podemos fiar de nada ni de nadie,somos sus conejillos de indias pero creo que se les acabara el chollo pronto pues vamos despertando
gracias

Matices dijo...

Leyendo tu entrada, no queda mas que pensar que estamos destinados a ser manipulados.
Los medios de comunicación al servicio de todo tipos de negocios...el poder de la publicidad, lo que debería inquietarnos es de donde proceden algunas alarmas fomentadoras de negocios... ¿Organismos internacionales?. Queda pensar que solo somos figuras de Ajedrez, en el mercado de la oferta y la demanda.

Alguien ha olvidado eso de "Con la salud no se juega".

Un saludo

Anónimo dijo...

Hola

Me llamo Felicia , soy administradora de un directorio y tengo que decir que me ha gustado tu página, me encanta el contenido que publicas, creo que la salud es un tema muy importante y no deberían manipular a la gente a través de ella.
Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

Suerte con tu web!

Mi correo es felicia.alvarado@hotmail.com

Cesar dijo...

D. Javier, no hace usted más que reafirmarnos en la creencia de que somos cobayas, en lo económico y en lo social. Cualquier poder, por serlo, tiene tendencia a abusar. Ya sabe usted, se sientan en frente de la cámara la miran fijamente y van y nos sueltan: "Creedme si os digo que hay armas de destrucción masiva, gripe H1N1, agujeros negros, vacas locas, peste porcina.." y uno, que es incrédulo pero teme, dice...vale, una pastillita por si acaso..Y pastillita a pastillita van ellos construyendo su imperio que no hemos de ver derruido.

No le falta a usted humor, simplemente es un optimista bien informado.

Nazaríes dijo...

Javier paso a saludarlo.

Magníficas imágenes las de su blog,e interesantes post.

Un saludo

BEATRIZ dijo...

Javier,
primero que nada ¿cómo que fue a México en el verano y yo andaba en Madrid? bueno, el mundo gira a su manera. Me encantó su país y Madrid es una ciudad energizante para mi, llena de vitalidad social.

No entiendo mucho de tasas y términos de economía, pero sé que aqui se ha ido formando una civilización hipocondriáca, utilizando todo medio posible de publicidad para medicamentos, y enfermedades que hace cuarenta años se desconocían por completo "síndrome del pie inquieto" y variantes que nos van haciendo dependientes del uso farmaceutico. Mi niño de tres años exige medicina en lugar de rechazarla, aun cuando no está enfermo...a eso estamos llegand.

La maternidad es una elección y cada quien la vive como siente la potencia de vivirla, me gusta tu opinión al respecto, bienvenida la participación de los hombres!

me encantó lo de Bretón.

Saludos

Anónimo de la Piedra dijo...

...las élites, una vez constituidas, se excluyen y elevan sobre el mundanal ruido...así, elevadas, pueden mirarse entre ellas...y asociadas miran juntas hacia abajo formalizando sus negocios y sus prestigios...

Anónimo dijo...

la leche materna es lo mejor, que felicidad más grande estar con tu hijo

parto natural lo mejor, asi nacieron mis hijas

amor y naturaleza

ecología
plantas medicinales
amor maternal
sembrar

trabajar y dejar a nuestros

Related Posts with Thumbnails