25 de diciembre de 2012

ALEGATO NAVIDEÑO


dvdp



¡No es un sabio!
Es en ése instante, en el que todo cambia, cuando nos reconocemos frente al espejo y notamos un rostro diferente, no es más aquel tierno y dulce que alguna vez fue. Hoy en él hay cicatrices, marcas del paso de los años, del Sol que ha dorado nuestras frentes mientras recorrimos con paso a veces firme y a veces cansado, los largos caminos que demostraron no ser tales. Ese viejo que aparece frente a nosotros nos habla sobre lecciones de tiempo, finge ser más sabio cuando sólo ha crecido en él el cinismo.











Quieren privatizar –lo están haciendo- los servicios sociales básicos, esos que hemos construido entre todos, y quieren hacerlo aquellos que pertenecen a las empresas adjudicatarias de esa privatización. Connivencias más que verosímiles entre el poder político, el empresarial y el financiero. Es similar razón a aquella por la que los ciudadanos, después de perder los ahorros que habían depositado en ellas, han tenido que hundirse literalmente en la miseria para poder refinanciar las cajas –ahora bancos-, a sabiendas de que quienes aprobaban esas soluciones eran precisamente quienes generaron el problema. Alguien podrá pensar que el pueblo está indefenso en esta democracia frente a la voluntad depredadora de los poderosos y a su insaciable ambición. Y no andará descaminado.








El sistema político es el principal sospechoso de tal desaguisado, por encima de tal o cual partido, pues tanto unos como otros de los que han ostentado el poder se han beneficiado indecorosamente de su ejercicio, desnaturalizando y corrompiendo cuantas estructuras sociales se habían creado para evitarlo. La excepción, de existir, confirma la regla. 






Por supuesto que hay pretextos y coartadas en cantidades más que suficientes y para todos los gustos, pero en realidad lo que más abunda es la impunidad por un lado y la pobreza por el otro. Las cuentas en paraísos fiscales crecen a la sombra de los que buscan comida en la beneficencia. Las palabras han perdido su significado original y el espíritu padece una sed urgente que lo hace especialmente vulnerable a los espejismos. 






Hoy es Navidad, una impostura que hurga en la herida de un desamparo indecente. 





¡¡Feliz espíritu para quienes aún saben de desembarcos, trincheras, solidaridad y desesperanza!!











Las fotografías son de Marie Dücker

9 comentarios:

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Muy coherente Javier, duro, real. Igual la esperanza asoma, levemente pero se asoma. El blog, increíble. Saludos y Éxitos! Carmen

Anónimo dijo...

Quiero agradecerle la compañía de
su blog durante todo el año,
la sabiduría de sus comentarios, tiernos, delicados, sensibles,
el colorido de sus fotografías y sobre todo la mesura de sus
opiniones firmes y reales.
FELIZ NAVIDAD.
También desearle mucha felicidad
para todos y cada uno de los días del próximo año 2013.
Un abrazo.
María de la Cal

Cesar dijo...

No quisiera desvirtuar este prodigio de concision y acierto con alguna palabra futil. Me adhiero a tus letras como la lapa a la roca.
Felicidad, todos los dias.

Berni dijo...

Creo que "han terminado" con ese espíritu al que aludes...al menos con el mío. No soy capaz, ni siquiera, de escribir un post en el último día del año...no me salen las palabras... Pero me sumo a tus deseos con el anhelo que "volver a creer", y de que el 2013 llegue con nuevas ilusiones que se abran paso ante tanta desesperanza...
Un abrazo

Realidad y Ficción dijo...

Querido,
Más entendimientos como éste y menos viejos rechonchos y barbados que llaman a incrementar el consumo y a perpetuar la inconsciencia, estos "símbolos" vacuos y estériles que se sitúan precisamente entre la impunidad del sistema y sus poderosos y la pobreza material y mental de la mayoría , más cambios de actitud, concretos y prácticos, en la vida de cada cual, menos palabras llenas de vacío, bocas que se llenan del blá, blá, blá del amor y de la paz mientras se gastan lo que no tienen para pasar una navidad como dios manda, mientras el planeta se hunde en la guerra y el egoísmo y el sistema nos abusa día a día.

Hace mucho que yo no celebro la NAVIDEATH. Y siempre celebro a personas como tú que se plantean desde esta mirada, la única posible si se quiere algo de consistencia y congruencia...el tal Jesús,sin duda, estaría más cerca de ello que de la bobería de los árboles de pascua y el guatón de rojo. Leerte es para mi, siempre, sentirme muy acompañada. No hay nada más placentero que coincidir, sobre todo cuando suele una ser una disidente por naturaleza.

Mi cariño y mi respeto de siempre para ti.

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

Magnifico prologo para un excepcional alegato. Cínicos, efectivamente, no sabios. Tendemos a confundir la pasividad, la indolencia hasta la misma impotencia con la sabiduría, cuando no lo es, porque no es de hombres sabios desoír la injusticia ni aún cuando no se es víctima de ella, y es que hasta el más elemental egoísmo cuando se funda en la razón nos lleva a entender que más tarde o más temprano lo vamos a ser, y que le hemos de poner por ello remedio.
Quizá este en la raíz del problema el haber sobrevalorado el misticismo, el distanciamiento y el silencio del sabio. Y lo hacemos quizá guiados ya por esa suficiencia a que aboca el cinismo, en la lógica búsqueda de potenciar el desistimiento en los espíritus generosos y capaces. Qué mejor modo de desactivar a un hombre que halagándolo hasta la náusea. Y que mejor afecto para con nosotros mismos que eliminar referentes morales, asientos éticos.
La sabiduría debe militar desde la libertad de pensamiento, porque es un caudal que es obligado restituir a la humanidad en la forma y el modo que mejor proceda. Y qué mejor que el socorrer a los mediocres en la ardua tarea de construir una sociedad más justa.
“Hoy es Navidad, una impostura que hurga en la herida de un desamparo indecente.”
La frase resume de forma brutal una realidad que no por ignorada deja de ser una vergüenza para todos.
Lo dicho amigo, magnífica reflexión.
Recibe un fraternal abrazo.

Realidad y Ficción dijo...

Vengo a dejarte mis besos, mis abrazos, mi cariño (que ya sabes lo posees), mis gracias por esos versos de Dámaso Alonso en La Cala.

Anónimo dijo...

¿Ha paralizado la crisis su teclado? ¿Donde guarda ahora sus sabios comentarios?. Le echamos de menos.
María de la Cal

E. C. Pedro dijo...

Mi estimado: Qué hermosas fotos, me encantan estas iniciativas, tan sencillas, tan eficaces. Es la luz, o la capacidad de inventarla, lo que hace las imágenes. Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails