5 de septiembre de 2011

SUEÑOS DE LLUVIA

Christy Lee Rogers




"Para la gente solitaria, 
la lluvia es una oportunidad para ser tocado." 
(La vida secreta de las Personas en el amor)




Akira Kurosawa - Los sueños: La luz del sol a través de la lluvia



Una vez tuve un sueño…


- Quédate en casa.
- El sol brilla, pero llueve.
- Además, los zorros tienen sus procesiones de boda en esta época.
- Y no les gusta que nadie los vea.
- Si lo haces se enfadarán mucho. 
… 

- Fuiste a ver…
- … algo que no debías.
- Ahora no puedo dejarte entrar.
- Un zorro enojado vino a buscarte.
- Y te dejó esto. 
- Se supone que debes inmolarte.
- Ve rápido a pedirles perdón. 
- Devuélveles el cuchillo y diles cuanto lo lamentas.
- Pero generalmente ellos no perdonan.
- Por eso debes estar dispuesto a morir. 
- Ponte en marcha. 
- Porque a menos que ellos te perdonen, no podré dejarte entrar. 

- Pero no sé dónde viven.

- Averígualo.
- En días como hoy, siempre hay un arco iris. 
- Bajo él viven los zorros.




Once I had a dream…

You’re staying home.
The sun is shining, but it’s raining.
Foxes hold their wedding processions in this weather.
And they don’t like anyone to see them.
If you do, they’ll be very angry.
You went and saw…
… something you shouldn’t have.
I can’t let you in now.
An angry fox came looking for you.
He left this.
You’re supposed to kill yourself.
Go quickly and ask their forgiveness.
Give the knife back and tell them how sorry you are.
They don’t usually forgive.
You must be ready to die.
Get going.
Unless they forgive you, I can’t let you in.
But I don’t know where they live.
You’ll find out.
On days like this there are always rainbows.
Foxes live under the rainbows.






"Dos realidades, la del sueño y la de la vigilia, se mezclan y confunden como el sol y la lluvia en una aleación inverosímil. A veces es culpa del dolor, otras lo es del miedo, otras de la ignorancia, en cualquier caso uno ha de hacer frente ineludiblemente al incierto destino para sobrevivir o para sucumbir. Es en esa frontera inhabitable, en el arcoíris que hay en uno mismo, donde se encuentra el espanto y la esperanza."

5 comentarios:

Cesar dijo...

Antes de ver el corto, leí el texto y me dije: FJavier ha enoloquecido; las profundidades abisales en que ha buceado le han transtornado el sentido. No entendía nada. Pero ví el corto y comprendí. Nos has traducido porque sabes que somos unos tarugos y de inglés, poco. Y nos defendemos malamente en japonés. Pero ya se sabe, el buen cine se entiende sin palabras. Magnífico.
Y encima nos da una lección: dale un cuchillo a los hijos que se vayan a ganar el pan!
Impagable, Fjavier.

E. C. Pedro dijo...

Un sueño terrible. Siempre he desconfiado de la contemporaneidad del sol y la lluvia. Me parece simplemente imposible, una especie de absurdo. Y sin embargo ahí están las gotas brillando, en una especie de paradoja báquica. Que los zorros estén implicados evocando el seppuku, me hace pensar en LA escena de Anticristo, de Von Trier, en la que Dafoe circula por un sotobosque, entre helechos, por una atmósfera más que onírica ("Un aria di vetro" diría Montale) y encuentra un zorro desgarrándose las entrañas, que parece dispuesto a atacarlo, pero que prefiere decirle en un momento aterrador: "Chaos reigns". Un abrazo, Javier, gracias por traer este sueño.

soylauraO dijo...

Un susto de sueño, que, al menos, otorga una opción.
http://enfugayremolino.blogspot.com

Mixha Zizek dijo...

Una maravilla de sueño, me encanta Kurosawa y me meto en la profundidad de tus pensamientos en tus palabras. besos

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

El conocimiento exacto del mecanismo de los sueños nos exige un sacrificio rayano a la inmolación, a la aniquilación, ese que con frecuencia llamamos locura, enajenación, demencia… y que no es sino dejarte ir en sus rituales, extraviarte en sus infinitos laberintos, ser uno de ellos, en lugar de ser en ellos.
Si algún día cedemos a esa tentación, si perdemos, como el objeto más valioso que poseemos, esa esencial inocencia nada nos queda que nos sea la inmolación o el perdón de aquellos que moran bajo el arco iris, aquellos oportunos hijos de la oportunidad y de lo posible, y de también de la posibilidad. Aquellos, digo, en cuya naturaleza le es permitido vivir sin mezclar ni confundir los colores con que se aderezan los cuerdos días de la alegría y también los días tristes de la melancolía.
Leve caricia de belleza, leve como lo es esa profundidad tuya por regalarnos espacios armónicos y deliciosamente sugerentes.
Gracias por ello.
Recibe un fraternal abrazo.

Related Posts with Thumbnails