13 de septiembre de 2012

TIEMPO PARA FINGIR


'Una no nace, sino que se convierte en mujer'
Simone de Beauvoir






"Te acercas adolescente, como la punta visible de un iceberg helado, majestuosa en la distancia y vulnerable en esta mirada esquiva que nos aleja en el tiempo. Te acercas hermosa, como flotando en un mar sin olas, en puro aire blanco, adueñándote de él con la seguridad envidiable de quien poseyendo el secreto etéreo de la vida pudiera ser capaz de callar con una solidez tan solemne y plomiza. Tu profundo silencio me contamina de ternura y de dolor a un tiempo y me tiñe la paciencia de matices luminosos y sombras indefinibles sugiriéndome otros mundos inexplorados. Me inquieto.

Te veo acercar a lo lejos e intento tocarte con mi cariño sin mover innecesariamente ningún músculo que pudiera espantarte. ¿Podrás reconocerme?, me pregunto, crisálida donde se esconde esa otra que fuiste y que ya no volverá, y añorando estúpido este vacío sentido me acerco hasta el límite donde se escondía por si aún quedase acaso algo de ella, pero te hallo otra. Te incomodas. Y me alegro y maravillo y lamento en soledad absoluta.

Se acerca tu delgado cuerpo indolente, desasido, y el estruendo de tu adolescencia es pura impostura para quien te espera sin ser destino posible. Una ráfaga, un golpe de viento, un suspiro. A punto de despertar de este sueño que te invade, te juego a adivinar futuro con la esperanza de reencontrarnos en lo que seremos y fuimos, sin más olvido que el de este tormento que tanto nos desgasta hoy."





9 comentarios:

Cesar dijo...

Qué bueno que viniste!
Y con una adolescente. Las adolescentes (y los adolescentes) son lo único auténtico que nos queda. Sin apenas corromper, aún creen en la bondad de los dirigentes, en su incorruptibilidad, en su sacrificio por un mundo mejor.
No sé a qué viene el comentario, pero, desganado, con síndrome post-vacional, tenía que recibirte con una parrafada, como te mereces.

Jezabel dijo...

Alguien ha crecido. Brindemos por el futuro. Fantástico,

Beso.

Amapola Azzul dijo...

Un poquillo "dura" la poesía, pero bueno,muy bien escrita.

Saludos.

Anónimo dijo...

Acabo de ver su nueva entrada, que como todas me parece magnífica.
Una forma inigualable de definir el caminar por la adolescencia.
Realmente es así, para el que lo vive, y para el que la comparte´
El texto es evocador está lleno de ternura´
El vídeo es muy muy hermoso.
Los sentimientos me han invadido al leerlo.
Mi reconocimiento y admiración.
Gracias por esto regalos.
Azul.

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

De todo lo que nos es dado, de todo lo que no es concedido, de todas nuestras pertenencias más queridas solo aquellas por nosotros luchadas y conseguidas guardan legítimo derecho de propiedad y como nuestras son tenidas: también el género.
Un estremecimiento de luz conmueve mi ánimo, ese es el milagro que obra quien sabe decir y dice con tan elemental belleza.
Un placer amigo.
Recibe un fraternal abrazo.

BEATRIZ dijo...

FJavier, a veces duele tanto crecer como ver crecer a las personas...duele no darse cuenta de los cambios hasta que están de lleno convirtiéndonos en extraños.

Esta nostalgico tu post, pero exquisito.

Saludos admirados.

E. C. Pedro dijo...

Javier, y ahora ando convencido de que asistimos a nuestra propia conciencia como quien contempla un atardecer. Creemos que tenemos una relación privilegiada, y en realidad somos trocitos alegres de la gran sopa universal.

Saludos.

Anónimo dijo...

La adolescencia, a veces complicada, es la etapa mas efesvecente de la vida, llena de ilusiones, inseguridades, fuerza y miedos, que algunos recordamos con añoranza.
Muchas gracias Javier por habernos hecho recordar un momento el pasado.
Un abrazo.
María de la Cal

Anónimo dijo...

Un frío de otoño ha invadido su blog, se le echa de menos.

Related Posts with Thumbnails